PANAMA THE WAY 500 AÑOS DE HISTORIA EXITOSA

24 Sep 2013

Cumplimos 500 años de ser El Camino. Claro está  que  desde aquel 25 de septiembre de 1513 en que Vasco Núñez de Balboa culmina su travesía    y cruza el istmo más estrecho de un gran continente  somos un paso, somos un puente  y somos una puerta, como dijo el poeta  Demetrio Korsi.

El Camino  desde esos lejanos días  fue conocido como Panamá, un nombre que se convirtió en una marca exitosa,  sinónimo  de riquezas y que  después en 1519 tomó como base  a la primera ciudad sobre la costa Pacífica.

  La ciudad a   menos de 100 kms del otro mar  se convierte en la clave  de las rutas comerciales.  Se construyen caminos y otra ciudad sobre el Mar Caribe, Portobelo.   La ruta funciona  también que  el mundo se transforma por los productos que  por allí pasan.  Por Panamá pasa  la papa, el tomate, los ajíes,  el oro y la plata.  Los primeros   productos  alimenticios permiten que la población europea  crezca y se consoliden las naciones.  Las riquezas permiten que   el comercio mundial tenga una moneda de cambio.

Sabía usted que el signo del dólar $ proviene de las monedas  de plata  de  tiempos coloniales  que pasaban por Panamá y que      recreaban las columnas del escudo  de  España.

 También   desde Europa y por Panamá  pasaron los conquistadores hacia el sur, pasó el caballo y la vaca, el plátano y la caña de azúcar,  el café y lo más importante el idioma.

 Dice el poeta  Pablo Neruda   que los conquistadores  españoles eran bárbaros, codiciosos:   pero que se llevaron el oro y  dejaron lo más  preciado, palabras, las  palabras que formaron   el idioma.

 El Camino  llamado Panamá se perfecciona de tal manera  que las  crónicas de las ferias  de Portobelo parecen salidas de  las historias  de las Mil y una Noches.  En Panamá se reúnen tres  importantes flotas.  Desde Perú llegan galeones   cargados de  riqueza del antiguo  imperio Inca y en Panamá  las descargan.  A lomo de mulas por el Camino Real las trasladan al otro mar donde esperan otras dos flotas. Una que llega con  manufacturas europeas y otra que viene del Atlántico Sur, de Venezuela, Colombia, Uruguay y Argentina.

 Pero como un cuento   de aquel libro oriental llegan los malos  viajando en barcos  piratas  sin banderas aunque todos sabían que eran ingleses, holandeses,  y franceses  y  quieren hacerle daño al Imperio Español  y encuentran  la mejor manera, arruinar la ruta de Panamá.

En el año de 1671  Morgan , toma Portobelo, San Lorenzo, remonta el  Chagres y saquea  a la sultana de dos mares Panamá.

 Es quizás el primer hecho histórico que pone a prueba la importancia de un punto geográfico como el nuestro. En 1673 se traslada la ciudad   a este nuevo sito donde estamos ahora, se amuralla, es  la última ciudad amurallada de la historia y nunca  más  se atrevieron los piratas  volver atacarla.

 Panamá  es poco poblada, pero algunos  se quedan  echando raíces y formando costumbres. La palabra del blanco, el ritmo del negro,  la queja del indio van formando al panameño.  En Panamá funcionaba una transnacional escocesa que comercializaba esclavos.  Como recuerdo  dejan un nombre en el lugar que estuvo el  mercado , el palenque,   Calidonia.  En  el siglo XVII incendios y  la ruina de España  nuevamente  ensombrecen la ruta.

Pero en el Siglo XIX  con un Panamá unido a Colombia, con la época industrial necesitando  materias primas,  y   una ruta fácil   para comercializar   productos   poco a poco   la humanidad recobra la memoria y las líneas de vapores  convergen en  ambas costas de Panamá.

Desde las costas de Francia llegaba una  que pasaba por la isla antillana de Martinica .  De Inglaterra a la  Jamaica inglesa y de allí hasta acá llegaban varios vapores  a la boca del Chagres. Entonces  en grandes  cayucos remaban negros llamados proeles. Expertos navegantes  en la corriente del río en tres a cuatro días   llegaban a los hoteles y posadas  en  Venta de Cruces en lo que hoy es Gamboa. Los españoles dejaron un camino de cruces de piedras que era usado para llegar a Panamá. El famoso Camino de Cruces.

 Por allí el tránsito es intenso, pero un hecho  fortuito, el descubrimiento de oro en California y el crecimiento económico de los Estados Unidos  hacen necesario un paso  más rápido y seguro que  permita el desarrollo de la costa oeste norteamericana.

 Y vuelve a sonar el mágico nombre… Panamá.   Vapores salen de Nueva York,  de Nueva Orleans, dejan gente en la costa Caribeña y  cruzan el istmo y  se embarcan en otros vapores hasta San Francisco en California.  Ese camino es más fácil y  el que no lo toma tiene  que luchar contra los pieles rojas.

 Pero nada es perfecto el camino  de riquezas  atrae a bandoleros y asaltantes.  Tan feroces que se les conoce como darienni.  La compañía del ferrocarril   temerosa que los asaltos arruinen  el negocio y la terminación de las  líneas  traen un Texas Rangers  y lo hacen trabajar  como un  sheriff encubierto.

La historia  de Panamá   apenas lo menciona pero el tipo tuvo éxito ahorcó  a unos cuantos.  Con los años  pasan a ser decenas y centenas y su leyenda me permite   escribir una novela” Runnels el Verdugo del Yankee Strip “

El ferrocarril de Panamá es exitoso sus acciones se cotizan en oro en la bolsa de Nueva York y  por allí   pasan  todo el oro de California sin perderse ni un solo   peso.

 En la segunda mitad del siglo XIX somos colombianos aunque con cierto grado de autonomía, en la forma de un estado Federal  seguimos buscando nuestra identidad. Es una época turbulenta y fascinante  que es el tema  a otra  de mis novelas Correoso Arrabal Ardiente.

Llegan los franceses, con una visión superior  a la  de los norteamericanos que a pesar que manejan un ferrocarril  que funciona como una maravilla  buscan  construir un  canal por  Nicaragua.

Los estudios franceses avalados  por  un congreso universal científico determinan  que Panamá es el camino para construir un canal interoceánico. Los franceses vuelcan  toda la riqueza de un país  aunque fracasan.  

La verdad  fue  que  a los franceses  les faltó  40 años  de tecnología.   En ese lapso se  descubre la dinamita,  la causa de las enfermedades tropicales como la fiebre amarilla,  el uso del cemento y  nuevas formas de trabajar  bajo la disciplina militar del ejército de los Estados Unidos.  Panamá se independiza de Colombia  y en 1914  los norteamericanos  abren  el Canal de Panamá para el mundo.

Han pasado cien años. El  Canal funciono bien, pero  alcanzó su  optimización  después de  pasar a manos de Panamá por  de los tratados de 1976 y  de una invasión que nos dejó en cero.

Hoy   estamos ampliando el canal, somos un  hub aéreo  con  una aerolínea como Copa con  rutas a 66  ciudades en 29 países,  tenemos hoteles   de las mejores marcas, nuestro turismo crece y va a seguir creciendo  ya tenemos  desde Europa a KLM , Iberia y va a llegar Air France.

 Y  somos competitivos,   vamos a inaugural el metro,   con una economía  que es la que más crece ustedes se preguntarán  por qué?  Porque el Camino de Balboa  es aprueba de ciclos históricos. Siempre renace.

 Hoy nuestra marca   país no podía ser otra que Panama The Way.