Contralor constata seguridad del CCA durante inspección al proyecto

21 Feb 2019

La construcción de las modernas instalaciones del Centro de Convenciones Amador (CCA) fueron inspeccionadas, este jueves, por el contralor general de la República, Federico Humbert, quien estuvo acompañado por el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Gustavo Him.

Durante el recorrido se pudo constatar que la obra no presenta fallas  en la actualidad y que se construye con  los estándares de primer mundo.

El controlar señaló que personal de la Contraloría se mantiene  inspeccionando la calidad de la obra, de unos 58 mil metros cuadrados, para verificar el avance y calidad en su estructura. “Siento que la calidad y magnitud del centro ferial que vamos a tener es sinceramente excepcional y es cuatro veces el tamaño de ATLAPA.”

Así como hay personas preocupadas por la obra que  se proyecta  como uno de los más grandes de la región para la realización de congresos y convenciones, el contralor señaló que “ me siento halagado que nuestra institución, su equipo de ingeniería y personal de la ATP hayan identificado tantas incidencias que son cosas normales en una construcción de casi 200 millones de dólares y a esto agrego la tranquilidad de que los pequeños detalles no son de estructura sino de cambios de baldosa, reparación de pisos y techos.

El máximo regente de las finanzas públicas subrayó que en estos casos la Contraloría supervisa para estar segura que el precio y la calidad de proyectos del Estado es el adecuado.

Continuó explicando que aún queda pendiente por pagar 60 millones de dólares a la constructora; sin embargo, el Estado tiene una fianza robusta de 98 millones de dólares “que le da  garantía al pueblo panameño de que no hay ningún centavo invertido en esta obra que esté en riesgo por razones de la situación financiera de una de las empresas del consorcio CCA- COCICE, S.A , que está subrogando para que la empresa mayorista termine la obra".

Advirtió que si el Estado tiene  que hacer efectiva la fianza para terminar el proyecto “a este contralor ni a su equipo de trabajo le temblará la mano para exigir a la Autoridad de Turismo  que ejecute la misma; sin embargo, parecería que no va ser necesario".

En estos momentos se está en el proceso de presionar a la empresa constructora para que concluya la obra, porque el interés del Estado es tener los bienes terminados en el tiempo estipulado, para usarlos en este caso en el sector turismo.

Por su parte, el administrador de la ATP destacó que ya hay interés internacional por usar las instalaciones del CCA y por eso se le está exigiendo al consorcio CCA- COCICE S.A.,  que contrate más personal e invierta más dinero para concluiir el proyecto y cerrar negocios con  empresas  extranjeras vinculadas a congresos y convenciones.

Remarcó que el CCA no tiene fallas estructurales y que sino si hubiesen identificado las  dos mil incidencias o inconformidades desde que  se retomó el proyecto en 2016 no se estaría reaiizando el trabajo correctamente. “Seguiremos verificando la calidad del proyecto hasta que  el día que se nos entregue satisfactoriamente”.

Con el nuevo CCA, con capacidad para 25 mil personas, se pretende atraer la realización de todo tipo de eventos de categoría mundial  y el mismo dispondrá de sala de exhibiciones de 15,000 m2 divisible en tres, cuatro áreas de salones de reuniones de 2,300 m2 divisibles en 16 salones de reuniones, sala de banquetes de 4,000 m2 divisible en tres salones pequeños, gran lobby central, áreas de pre función con 12,000 m2 y mil 700 estacionamientos.

Fotos