Martes, 26 de Septiembre de 2017 -

Congos y diablos se tomaron calles de Portobelo

20 Mar 2017

El festival de Congos y diablos se tomó el parque de Portobelo hasta caída la tarde de este sábado, en una demostración de la cultura  afrocolonial que busca preservar y rescatar desde el año 2000 la Fundación Portobelo y el Grupo Realce Histórico en alianza con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) y el Instituto Nacional de Cultura (INAC).
Fue un acto colorido de danzas, máscaras y vestuarios que representaron seis grupos de congos y diez grupos de diablos procedentes de la ciudad capital,  Bocas del Toro,  Portobelo, Costa Arriba  y Costa Abajo de Colón.
El Grupo Capoeira, con bailarines de  Colón y Panamá que practican, enseñan y dan a conocer el arte marcial afrobrasileño, combinado con danzas, música, acrobacias  y expresiones corporales, fue la innovación del festival en  su décima versión.
“¿Escuchas los tambores?, eso atrae al negro. Es una remembranza de nuestro pasado, de nuestra historia, de cómo fuimos oprimidos y cómo aprendimos a defendernos”, subrayó Marta Chifundo, residente en Portobelo.
Desde la primera celebración de este festival, Aurelio Marín Williams al igual que Chifunda  acude a “El Parque”, lugar donde cada dos años se realiza esta actividad. Para  él el festival  es una forma de contar la historia que no registraron los libros. “Las tradiciones de los congos se pasaban de abuelos a hijos y nunca quedaban preservadas en los textos”, lamentó.
Pese a esta realidad, es una cultura  que empieza a transmitirse de una generación a otra. El alcalde del distrito  de Portobelo, Carlos Chavarría, quien desde la década del 70 participó de estas danzas  y hasta llegó a convertirse en el “diablo mayor”, entregó el conjunto de atuendos que utilizó para estos rituales  a su hijo, quien lleva el mismo nombre, en medio del revoloteo e euforia de los diablos y congos.
Roberto Enrique King, productor ejecutivo del festival, señaló que el evento tiene como objetivo hacer valer y resguardar  la cultura afrocolonial de Panamá, que el istmeño y el extranjero conozcan la esencia de ella de por qué surgió. “Todo lo que estas viendo en El Parque es una demostración viva de la herencia negra”, resaltó.
Agregó que  las presentaciones son una expresión de la lucha del bien contra el mal, en la que los congos representan a los negros esclavos que se rebelan del yugo y la opresión de los españoles y los  diablos al patrón o esclavista, que los reprime y somete.
El festival—según King— supera siempre todas las expectativas y este año se reafirmó con la multitudinaria  llegada de cientos de personas de diferentes partes del país. “El auge de visitantes   ha convertido este festival en el más grande e importante que existe para destacar la cultura afrocolonial”, subrayó.
La ATP busca posicionar  los atractivos  turísticos del país aprovechando estos  eventos folclóricos-culturales  para atraer visitantes y que  la población panameña haga turismo interno, además de representar una importante  inyección económica para  el artesano, la comunidad y el comercio que ofrece sus servicios turísticos en la zona, aseguró Janelle Lazaus, director de la ATP en Colón.
Los cuatro hoteles del pueblo están a  su máxima capacidad, pero igual se benefician con la llegada de turistas extranjeros y nacionales los otros seis hoteles ubicados en María Soto, Buenaventura y Juanche, en el distrito de Portobelo, destacó la funcionaria.
La  administradora del Hotel “ La Morada  de la Bruja de Portobelo”, Lorena Fernández, expresó que todas las habitaciones se reservaron con tres de días de antelación para esta fiesta, Semana Santa y el 21 de octubre, fecha en la que se celebran los actos conmemorativos del Cristo Negro.
Mientras que Aurora Fiero, administrado del Hotel “ El Otro Lado”, frente a la Bahía de Portobleo, indicó que la mayoría de los turistas que buscan alojamiento en el negocio vienen de Francia, España e Italia.
Lugareños y visitantes aprovecharon el festival para visitar la Feria Artesanal y Gastronómica en la planta baja de la Real Aduana de Portobelo, igualmente las exposiciones fotográficas que registran las manifestaciones afro- coloniales.
En el 2019  el festival se llevará a cabo una semana después de los carnavales, según revelaron  los organizadores.

Fotos