COMUNICADO

19 Feb 2019

La Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) reitera que su principal compromiso con la construcción del Centro de Convenciones Amador (CCA) es que se entregue con los estándares de calidad que exige una obra de esta magnitud y salvaguardar los intereses del Estado panameño.
En cuanto al diseño, seguridad y estructura del CCA, la institución, con el respaldo del consorcio AYESA, supervisor de la obra, han constatado que los trabajos realizados son los correctos.
Desde el 2016, cuando se reanudó esta obra, después de estar paralizada por dos años, la entidad le ha dado seguimiento para que el consorcio CCA-COCIGE, que ejecuta el proyecto que se construye estratégicamente  en el área turística de la Calzada de Amador, en las riberas del  Canal, cumpla  con todas las  especificaciones marcadas en los planos aprobados.
Es así que la ATP, tras ir evaluando el avance de los trabajos, que inspecciona junto al consorcio AYESA, ha remitido desde el 2016 unas 20 misivas en las que expresó a la constructora detalles puntuales en el proyecto  que eran necesarios corregir, muchas de las cuales fueron subsanadas y otras actualmente están en proceso  de adecuación.
Los llamados de atención que aparecen en el informe que reposa en el portal de Panamá Compra es un compilado de todo el proceso de supervisión que se ha realizado al proyecto desde el 2016.
Preocupados por esta situación y velando porque se entregue finalmente la obra, el 7 de febrero de este año, la ATP envió carta de intención al consorcio CCA-COCIGE, para que respondiera a las inquietudes de la institución frente al cronograma de entrega del CCA, proyecto que debió entregarse el pasado 31 de diciembre de 2018. 
El contrato con la empresa constructora culmina en abril de este año y la fianza de cumplimiento, que respalda la Aseguradora ASSA, vence en mayo próximo.
El desarrollo de diseño del edificio sí tiene planos aprobados desde 2016. Existe un conjunto de planos aprobados que han permitido obtener los permisos de construcción pertinentes. Lo que la institución ha reclamado son las actualizaciones de los planos de construcción detallados rubro a rubro, que el Consorcio CCA-COCIGE ha presentado a lo largo del desarrollo de la obra con retraso.
Técnicos de la ATP y del consorcio AYESA analizan las respuestas que el pasado 15 de febrero envió la constructora CCA-COCIGE, sobre el plan de recuperación de la obra, con un avance de un 82%, esperando que la misma sea consecuente con un plan real de trabajo, cantidad de mano de obra y flujo de caja adecuado.
Hasta la fecha, se ha desembolsado B/. 136.09 millones de dólares a las empresas constructoras.
Estamos cumpliendo con los procedimientos legales enmarcados en la  Ley de Contrataciones Públicas, para que esta estructura de 58 mil metros cuadrados culmine con todas las especificaciones de calidad, no se paralice y se entregue la obra satisfactoriamente, salvaguardando los intereses del Estado.
 

Fotos